28.10.2019 ,
Un nutrido grupo de alumnos, monitores y miembros de Zona Joven, han sido testigos del comienzo del Sínodo de los Jóvenes de Córdoba en el transcurso de la XXIV Peregrinación Diocesana a Guadalupe.
Hemos vivido momentos de mucha intensidad, silencio, música, fervor, alegría y paz interior.
A los pies de la virgen hemos presentado a todas las familias, Comunidad Educativa y por supuesto, a nuestros chavales de grupos que son el fruto del buen hacer de los que nos han precedido en esta tarea de sembrar el amor de Dios en los jóvenes. Que la Virgen nos bendiga y nos cuide siempre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.