23.12.2018 ,

Navidad, momento de ilusión, alegría, amor y ¡¡¡cómo no, también de nervios!!! ¿¿¿No lo creéis??? Pues preguntemos en primer ciclo y más que a los niños, a sus papás y mamás, qué también recordaron eso de subirse a un escenario y cantar villancicos. Esta vez no solamente cantábamos los niños, también cantaron ellos, pero ese nudillo en el estómago, mereció la pena,  son ratitos inolvidables, que quedarán en la memoria de todos nosotros,  fue una tarde estupenda…