28.06.2018 , ,
Uno de los objetivos prioritarios del aula de Educación Especial es, conseguir la máxima autonomía personal y social de nuestro alumnado, para que les permita desenvolverse de forma independiente en su entorno social habitual ​y cercano y en otros ámbitos más amplios.
En esta ocasión, nuestros alumnos se han convertido en “auténticos cocineros”, elaborando una receta de bizcocho y preparando unos divertidos platos con frutas variadas. Todo esto ha sido posible gracias a la colaboración de Rocío Martínez, voluntaria del aula de Educación Especial, Rafael Rosales, antiguo alumno, que actualmente es
estudiante de cocina y Saray Rico, antigua alumna y voluntaria de nuestro colegio.
Nuestro alumnado ha vivenciado, manipulado y experimentado en una situación diferente a la habitual, de ahí que la experiencia haya sido muy positiva y enriquecedora.
Araceli Alonso Sánchez, tutora del aula de Educación Especial.