17.03.2020
Dios nos vuelve a dar otra oportunidad para revisarnos y para prepararnos para la gran fiesta que hay tras la muerte y resurrección de Jesús.
Los alumnos de nuestro colegio han recibido la ceniza, señal de lo efímero de nuestra existencia y de lo importante que es vivir intensamente. Si pensamos más en los demás, nos liberamos de los caprichos y las simples apetencias; con la ayuda de la oración, llegaremos renovados a la Pascua.

AVISO SOBRE USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies