Como cada 30 de enero, el presente año hemos recordado la importancia de vivir en un mundo en Paz. Es un derecho de la infancia y de toda la humanidad.

Durante la semana pasada, todo el Centro estuvimos trabajando la Paz con conmuchas actividades en el aula.

Lo más significativo fue el acto final que hicimos el viernes, donde todo el alumnado de nuestro colegio participó ofreciendo un compromiso de Paz, pegando en una Paloma gigante sus pequeños dibujos. Lo retransmitimos en directo a través del Facebook corporativo Colegio Diocesano La Inmaculada. Aunque los medios técnicos no se comportaron como deseábamos, nos quedamos con lo esencial, y es que educando desde la Paz podemos transformar el futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.